miércoles, 24 de febrero de 2016

Vestidos estampados para ceremonias y flores!

UN PEQUEÑO TRUCO PARA SABER SI ES UN ACIERTO NUESTRO VESTIDO ESTAMPADO DE FLORES Y CEREMONIA





Esta spring-summer 2015,  los vestidos estampados, en una estación tan colorida, siguen haciéndonos subir la temperatura. No lo digo en un sentido literal (que dado los termómetros, también podría ser), lo digo por la diversidad que en cada temporada se va aportando, lo que nutre de forma colosal nuestro armario.





Esta temporada viene cargada de estampados exóticospaisajes marinosétnicos y algo que cada vez veremos más… las mezclas de estampados, genial! Ésto último es algo que llevo defendiendo varios años. Aquellas que me conocéis, sabéis lo pesada que he sido todo el rato tratando siempre de animaros a probar , o como siempre digo ” entrenar”. Os aseguro que si practicáis un poco, acabaréis siendo unas maestras en esta materia.




Siguiendo con tendencias de verano y vestidos estampados, os diré que en cuanto a largos se refiere, la veda está abierta, por lo que si  compramos un precioso vestido estampado de flores para una ceremonia, si nos paramos un poquito, podremos ponérnoslo en muchas otras ocasiones para nuestro día a día y sacarle todo el partido que se merece nuestro vestido.









En esta ocasión, pensando en una ceremonia para la tarde-noche, el protocolo nos permite claramente optar por un vestido con largo maxi. Un pequeño truco para “asegurar” que nuestro vestido estampado es apto para una ceremonia, sería escogerlo con las flores no muy grandes, si es sobre un fondo negro “voilà”, ¡lo tenemos!






Cuando escogemos una vestido con estampado intenso, corremos el riesgo de saturar o quedarnos cortas en cuanto a accesorios. Pues bien, mi recomendación, si os apetece jugar con la imagen, es que optéis por una gargantilla intensa (atención, sólo eso), un calzado o sandalias tranquilos, sin apenas brillos o acabados imposibles, un bolso con el que podríamos empezar a trabajar, eso de lo que antes hablamos, mezclar estampados, por ejemplo, un bolso de rayas con, al menos, dos de los colores de nuestro vestido.









La mejor manera de tener el control, es aprender a ser flexibles. 😉
Espero que os haya gustado este post. ¡Nos vemos muy pronto!
Un besito
ZAPATOS: milpies.es





No hay comentarios:

Publicar un comentario